CANARIO » Un ave doméstica que entona preciosas melodías

Advertisement

Oriundo de las exóticas islas Canarias, lugar al que debe su nombre y hogar de distintas especies aladas y famosas por su cantar, el canario se ha convertido en una de las aves domésticas preferidas por muchas personas en el mundo entero, no solo por sus tiernas características, sino por las preciosas melodías que es capaz de entonar, además de ser uno de los animales de compañía más fáciles de cuidar en casa.

Advertisement

De hecho desciende del Serinus Canaria, o en otras palabras, su pariente salvaje. Es una criatura pequeña, alegre, dócil y muy activa, por lo tanto amerita de una buena atención diaria para que pueda alcanzar incluso el doble de los 10 años de vida que comúnmente logra perdurar en estado silvestre.

Características del alegre y delicado canario doméstico

Advertisement

Por ser un ave de pequeñas dimensiones que mide apenas alrededor de 13 centímetros de largo, el canario es realmente una mascota de cuerpo frágil.

De igual manera, su peso ronda entre los 15 y 30 gramos. Debido a sus delicados rasgos, se clasifica junto a los animales domésticos que necesitan un manejo bastante cuidadoso, ya que además es un ejemplar muy tímido y suele evitar el contacto físico.

A diferencia de sus familiares que viven en libertad, el espécimen en cautiverio ostenta vistosos colores que van desde los tonos rojos, anaranjados y amarillos más intensos, hasta matices blancos.

También tienen un pico cónico corto, aunque más alargado que en las especies salvajes, cuyo plumaje mezcla una apagada pigmentación verde, gris y amarilla.

El canario integra el orden de los Pasesiformes y el grupo familiar de los Fringílidos, que se identifican, entre otras cosas, por su manera de volar haciendo leves ondulaciones en el aire y sobre todo por su atractiva forma de cantar, que resulta ser el mayor de los motivos que ha llevado a infinidad de personas a adoptar a los miembros de esta especie, pues son alegres aves domésticas que animan los hogares con sus tonadas.

Cuidados necesarios

Pese a sus cualidadespara vocalizar hermosas melodías, el canario es muy nervioso y no responde muy bien a los ruidos ajenos, por ello no se recomienda como mascota para niños.

Esta pequeña ave es de conductas gregarias y necesita de compañía, pero en el caso de los machos, es mejor separarlos en época de reproducción para que no peleen por las hembras.

En cuanto a su jaula, debe ser de aproximadamente 100 centímetros de ancho, unos 80 de largo y 60 adicionales de alto.

Y es que a pesar de ser pequeño, un animal doméstico como el canario se enferma bajo situaciones de estrés, producto de espacios muy reducidos.

Asimismo, debe estar en un sitio donde le alcance la luz solar, tranquilo y alejado de las frías corrientes de aire para evitar problemas respiratorios.

Vale destacar que es imprescindible contar con una bandeja extraíble en el fondo de la jaula, a fin de limpiar los desechos con facilidad.

Alimentación del canario: una dieta sana y balanceada

Con respecto a la alimentación del canario, implica una dieta balanceada a base de granos y semillas tales como el mijo o el alpiste.

Por otra parte, se pueden nutrir ocasionalmente con hierbas silvestres, destacando, por ejemplo, los dientes de león, pero también comen vegetales frescos.

La manzana y la lechuga también representan buenas opciones, no obstante, las frutas y las verduras se les debe dar máximo 5 veces por semana.

En las tiendas de mascotas se pueden conseguir mixturas especiales de comida seca, y piedras de calcio como los huesos de jibía.

Del hábitat natural al cautiverio

Las poblaciones más grandes de canarios silvestres se encuentran distribuidas en las Islas Canarias, pero también en zonas de Madeira y Azores.

En libertad su hábitat son espacios con árboles y fácil acceso a fuentes de aguas, por lo que es común verlos en jardínes o bosques.

Ahora bien, tal como indicamos anteriormente, los canarios de compañía necesitan estar en áreas tranquilas, cálidas y seguras ya sea dentro o fuera del hogar.

El canario en tiempos de reproducción

Lo primero a considerar sobre la reproducción del canario, es que alcanza su madurez sexual una vez que cumple alrededor de 10 meses de vida.

Del mismo modo, empieza a aparearse en la época del año que los días se vuelven más largos y cálidos, realizando procesos de fecundación interna.

Es un animal de reproducción ovípara y la hembra coloca un máximo de 5 huevos, los cuales incuba durante las siguientes dos semanas.

Sin embargo, el resultado es el nacimiento de solo 2 o 3 polluelos generalmente. Es importante recordar que en este lapso de tiempo los machos suelen disputarse el derecho a procrear.

Depredadores de los canarios silvestres y de compañía

Cuando se encuentran en estado silvestre, los canarios son vulnerables ante muchos depredadores como las aves rapaces, roedores, anfibios y reptiles.

En caso contrario, los ejemplares que viven en cautiverio tienen enemigos distintos que pueden acceder a su jaula incluso dentro del hogar, entre los que destaca el gato doméstico, de allí la importancia de verificar que los pequeños Fringílidos esten fuera de su alcance y bien resguardados.