CABRA » El granjero y gran productor de lácteos

Advertisement

La cabra es un animal doméstico de granja muy útil para el ser humano, puesto que a través de la leche que produce se elabora queso, yogurt y mantequilla en casi todo el mundo. Asimismo, su carne también puede ser consumida porque aporta gran cantidad de nutrientes, y al ser baja en grasa ayuda a mantener los niveles de triglicéridos y colesterol estables.

Advertisement

Sin embargo, no solamente se cría para fines alimenticios, ya que otros aprovechan su piel para extraer su lana, la cual es usada para la elaboración de prendas y accesorios de vestir.

Características del mamífero con enormes cuernos

Advertisement

Científicamente la cabra común es llamada “Capra aegagrus hircus”, un mamífero familia de los Bovidae, cuya altura oscila entre los 65 y 75 centímetros.

Pesa aproximadamente unos 45 kilogramos, aunque esto puede variar. Otra característica que define a este ejemplar son sus grandes cuernos.

De acuerdo con los expertos, estas estructuras óseas están formadas encima de los huesos frontales, y se caracterizan generalmente por ser largas, verticales y tener una posición hacia atrás.

No obstante, la figura de los cuernos cambia dependiendo del tipo de raza. Algunos especímenes los tienen en forma de semi-círculo, mientras otros simplemente no los tienen.

Una ventaja de tener a la cabra como doméstico, es que al ser un ejemplar pequeño no ocupa mayor espacio y a su vez, resulta económico de mantener en cuanto a su alimentación.

Conoce más sobre su morfología

La cabra es una criatura rumiante, esto se refiere a que posee un estómago constituido por cuatro cavidades, que le ayuda a tener una mejor digestión.

En este sentido, para absorber los nutrientes de los alimentos, los regurgita y nuevamente se los traga hasta finalmente obtenerlos.

El pelaje de la cabra es áspero y de colores muy diversos como el rojo, negro, marrón y blanco. También hay algunas criaturas que tienen combinaciones de tonos o franjas.

Otro detalle que no pasa desapercibido son sus largos pelos, situados debajo de la mandíbula inferior. Por otra parte, su cola y patas se caracterizan por ser cortas.

Hábitat de la peculiar cabra rumiante

La cabra en su hábitat natural se desplaza en lugares montañosos de gran altura, donde hay suficiente vegetación para su alimentación. También se halla en praderas.

Desde tiempos remotos la cabra ha sido criada como animal doméstico de granja, por lo valioso que resulta su carne y leche para la elaboración de productos lácteos.

En este sentido, al ser una buena fuente de alimento, hoy en día esta criatura se encuentra distribuida en varias naciones del mundo.

No todos los individuos son llevados a granjas, sino también a casas con espacios dotados de áreas verdes para ser solamente mascotas ya que son muy dóciles.

Un hecho curioso es que el estiércol (excremento) de la cabra, gracias a sus minerales que posee es usado para la creación de abonos orgánicos.

Una alimentación basada en materia vegetal

La cabra es un ejemplar herbívoro que se alimenta de arbustos, gramíneas y leguminosas. Asimismo, se recomienda evitar la puesta de plantas ornamentales y material vegetal que pueda resultar tóxico para la salud de la criatura.

Por otra parte, los cereales se pueden incluir en la dieta de manera controlada, ya que al exceder de cantidad causa problemas digestivos.

De igual manera, es aconsejable suministrarle agua para su hidratación y pasto. En cuanto a los pequeños cabritos se aconseja darle durante el día dos tazas de heno como máximo.

Reproducción y síntomas de celo

La reproducción de la cabra varía dependiendo del tipo y la zona geográfica donde se encuentre, especialmente si las condiciones ambientales están dadas para procrear. La madurez sexual la alcanzan a partir de los diez meses de edad.

El celo dura entre 18 y 21 días, en ese lapso la hembra tiene un comportamiento nervioso. Con el macho está inquieta y orina cerca de él.

Asimismo, la vulva tiene fluidos vaginales constantes. También esta parte suele enrojecerse e hincharse. Por otro lado, ella emite sonidos muy peculiares y mueve su cola.

Período de gestación

El período de gestación dura unos cinco meses. Durante ese tiempo debe mantener una alimentación adecuada para el buen desarrollo del embrión.

Antes de acercarse el alumbramiento, se debe colocar a la madre en una zona donde pueda estar tranquila y separada del rebaño.

A la hora del parto, la hembra puede dar a luz echada o parada. Generalmente nacen entre dos y tres crías, quienes son alimentados con la leche materna.

Depredadores de la cabra: osos, lobos y águilas

Los depredadores de la cabra cuando está en libertad son generalmente los osos, lobos y águilas. De igual manera, el humano que la cría para el consumo y la caza por su piel.

El cambio climático ha afectado el hábitat natural de algunos tipos de cabra, como por ejemplo, la montés, la cual actualmente se encuentra en peligro de extinción.