ERIZOS » Pequeños mamíferos con púas pero ideales como mascotas

Los erizos son animales domésticos que tienen un lomo cubierto de púas. Estos ejemplares, familia de los Erinaceidae, han sido considerados como mascotas gracias a su pequeño tamaño y comportamiento sociable con los humanos, ganándose el cariño de las personas para entrar en sus hogares.

Características de los erizos

Los erizos cuentan con un sentido del olfato desarrollado. La forma del hocico es puntiaguda y poseen uñas afiladas.

El tamaño de estos animales mamíferos domésticos va desde 10 a 15 centímetros. Su peso alcanza los 400 gramos y su pelaje contiene queratina, una proteína rica en azufre.

Algunos ejemplares son de colores marrón o blanco, pero en el área de la espalda tienen púas, las cuales no son venenosas ni afiladas.

Existen varios tipos de esta esta especie, aunque comúnmente las personas adoptan el erizo orejudo proveniente de Asia y el híbrido llamado “pigmeo africano”.

Cuidados

Los erizos necesitan de cuidados especiales para su buen desarrollo, esto incluye una alimentación sana y espacios donde puedan desplazarse cómodamente.

La jaula debe ser amplia y debe contar con una madriguera elaborada de papel absorbente, a fin de que estos animales domésticos no salgan lastimados con otro material como la tela, en la que se pueden enredar con sus púas.

De igual forma, la jaula debe estar provista de tierra, ya que habitualmente cavan encima de ella. Recomendamos además colocar una rueda grande de 30 centímetros para su ejercitación.

Sin embargo, no siempre deben estar encerrados, debido a que se movilizan continuamente en espacios abiertos con poca luminosidad.

En este sentido, hay que soltarlos durante la noche dentro del hogar o el jardín para que se entretengan, mientras no haya depredadores cerca de la zona.

Más tips sobre la atención de los erizos

Otro dato importante a considerar es el tema de la temperatura que debe ser 25 y 28°C, puesto que si baja más del límite establecido, son propensos a contraer enfermedades respiratorias a causa del intenso frío.

Además, si llegará a ocurrir lo anteriormente mencionado, los erizos pasarían por hibernación, lo cual no es aconsejable ya que durante ese proceso sufren de alteraciones en el ritmo cardíaco y disminuye su temperatura corporal.

Asimismo, la temperatura no puede subir más de 30°, porque pasan por un proceso llamado “estivación” que consiste en dormir durante un tiempo prolongado.

Alimentación

Los erizos son animales omnívoros que frecuentemente consumen insectos, así como frutas y verduras.

Sin embargo, en el mercado actual existen productos hechos para estos animales bajos en grasa, ideales para su alimentación.

Reproducción de los erizos

A partir de los cinco meses los machos alcanzan la madurez sexual, caso muy contrario al de las hembras que la obtienen después de los seis meses.

El apareamiento comienza en primavera y transcurre hasta finales de verano. Al acercarse el momento, los machos cortejan a las hembras generando chillidos durante un tiempo prolongado.

Otra forma de buscar a las hembras, es insertando el hocico dentro de sus patas o simplemente mordiendo las púas de su posible pareja.

En señal de aceptación, ellas bajarán las púas para iniciar la copulación, pero si la acción no es recíproca, éstas atacan al macho.

Período de gestación

El tiempo de gestación será de unos 30 a 35 días, en este lapso las crías se formarán en el vientre de la madre hasta la fecha de su nacimiento.

Sin embargo, vienen ciegos y sordos, pero después de los 13 días comienzan a abrir sus ojos. Las hembras paren de una a nueve crías.

Relación de los erizos con el hombre

Los erizos se han convertido en animales domésticos de mucha importancia para los humanos, gracias a su capacidad de cazar insectos y víboras, en relación a estas últimas los mamíferos son inmunes al veneno.

Mantienen una buena relación con los humanos, por supuesto lo recomendable será tenerlos como mascotas desde la octava semana de su nacimiento.

Si olfatean a sus dueños desde pequeños, los reconocerán hasta convertirse en adultos y no manifestarán alguna reacción violenta contra ellos.

En cambio, si los erizos perciben olores desconocidos o se encuentran en situación de estrés, como manera de defensa atacan mordiendo. Normalmente estos ejemplares son sociables con las personas.

Hábitat

En estado natural los erizos habitan principalmente en los continentes de África, Europa y Asia. Normalmente rondan por zonas boscosas, sabanas y áreas de pastos con arbustos pequeños.

Tienen pocos depredadores gracias a sus púas, que les sirven de defensa. Los enemigos más comunes son las aves rapaces, zorros y el tejón europeo.

Actualmente muchos ejemplares de esta especie se encuentran a salvo de sus depredadores, al ser domesticados por los humanos, quienes les brindan toda la atención necesaria para su protección.