PECES DOMÉSTICOS » Tipos, reproducción y alimentación

Los peces domésticos son excelentes compañeros del hogar, pues se trata de individuos tan independientes como tranquilos, cuyos cuidados no representan mayores problemas más que la limpieza de la pecera cada cierto tiempo y darles de comer a diario. Generalmente se caracterizan por ser animales vertebrados que se desplazan bajo el agua empleando unas aletas situadas a los costados de su cuerpo.

Estos ejemplares respiran por medio de branquias, es decir, toman oxígeno del agua que reciben tras abrir y cerrar sus bocas, para luego transportarla hacia los vasos sanguíneos de ese órgano. Sin duda alguna, son criaturas fascinantes no sólo por sus rasgos morfológicos y sus llamativos colores, sino también por la paz que le transmiten a muchas personas.

Características

Son varias las características que definen a estos animales domésticos, ya sea el carecer de párpados, u otras como poseer órganos sexuales y oídos internos.

En cuanto al término de “vertebrados”, se debe a que tienen cuerpos estructurados por un esqueleto. Incluso su cerebro está resguardado por una caja craneal.

Estos pequeños individuos tienen ojos y dientes. Además, su piel está cubierta de escamas y no regulan su temperatura corporal porque son de sangre fría.

Detectan lo que sucede alrededor mediante sus órganos sensoriales, especialmente a través del sentido de la vista y las vibraciones que reciben en el agua.

No obstante, hay especies carentes de escamas y dientes, entre otros rasgos morfológicos que iremos mencionando a lo largo de este artículo.

Tipos de peces domésticos y hábitat

En los acuarios están presentes peces de pequeño y mediano tamaño, tanto de agua salada como dulce, pero todos con una belleza impresionante.

Los ciprinodontiformes son un grupo de criaturas con colores vivos que, en estado natural, habitan en ríos de zonas tropicales donde el ambiente es cálido.

Se han registrado casos de peces domesticados que se cruzan con especies distintas a su procedencia, generando de esta manera a los híbridos.

En cuanto a los del mar, está el payaso, que es muy curioso y no se aleja de la zona del acuario donde lo colocaron la primera vez. También está la damisela, que se adapta fácilmente, solo que ésta es más territorial.

Hay muchos tipos de peces marinos y de ríos que pueden ser adoptados como mascotas, pero todos dependen de cuidados especiales que garanticen su subsistencia.

Siendo así, es necesario regular la temperatura del agua, limpiar la pecera y evitar la presencia de otros animales cerca de dichos individuos domésticos.

Reproducción

La reproducción de estos animales domésticos dependerá del tipo de pez que se tenga en casa, por ello se clasifican en ovíparos y ovovivíparos.

En este sentido, los ovíparos depositan huevos donde se desarrollan las crías, mientras que los ovovivíparos mantienen retenidos los huevos en sus cuerpos hasta acercarse el momento de la eclosión, cuado nacen los pequeños peces.

La reproducción de los peces domésticos suele ser muy rápida, y en especies ovovivíparas como el Guppy, por ejemplo, el macho deposita su esperma en la hembra utilizando su aleta anal.

Un punto importante es saber cuándo tu pequeña pez está embarazada, y en ciertos tipos de estos animales de compañía, resaltan características como el engordar velozmente o aparecer pequeñas manchas en el abdomen de la hembra.

Tipos de alimentación

La alimentación es variada puesto que en el caso de los peces tropicales, su dieta está basada en pequeñas lombrices, camarones o larvas de mosquitos.

No obstante, también existen productos elaborados para estos animales domésticos que pueden ser indicados bajo la autorización de un veterinario, como por ejemplo los granulados.

En cambio para los peces de agua salada, pueden alimentarse con copos y escamas. Este último arroja muchos residuos que se deben recoger constantemente para conservar el sitio en buen estado.

Conoce más sobre otros peces domésticos

Dentro de la diversas especies de peces domésticos que existen, aquí te mencionamos algunos de los más famosos que puedes tener como mascotas:

Guppy: en su hábitat natural se desplaza en ríos y lagos de climas tropicales. Proviene de la familia Poeciliidae y científicamente se le conoce como “Poecilia reticulata”.

Betta splendens: destaca por tener una elegante cola cuya forma y color varía según el tipo de pez, pues actualmente se registran cuatro especies. Su tamaño oscila entre los seis y los siete centímetros de largo.

Goldfish: entre los vertebrados acuáticos más longevos se ubica este pez, que puede alcanzar los diez años de vida. Se desplaza en aguas templadas cuando no está en cautiverio. El color de este individuo es rojo o dorado.

Pez ángel: este animal de cuerpo alargado, despierta el interés de muchos gracias a sus rayas de colores entre azul, amarillo, blanco y negro.

Pez disco: debe su nombre a su peculiar y redonda figura de “disco”. Asimismo, pertenece a la familia de los cíclidos y se ubica mayormente en los ríos de Sur América.